Sociedad Canadiense Venezolana de BC

Bryan Leon: deportes e inmigración

Por Valentina Ruiz Leotaud / Traducción de Erika Sanabria M.

Al igual que cualquier otro adolescente apasionado por su afición, Bryan Leon casi siempre habla de patinaje de velocidad. Sin embargo, sus palabras también son una metáfora de algo que muchos de nosotros experimentamos cuando emigramos.

“Lo más valioso que he aprendido de este deporte es la perseverancia, pero también he descubierto que la peor derrota es cuando una persona pierde el entusiasmo. Solo pierdes cuando dejas de pelear ”, dice el joven de 16 años.

Nacido en Tachira, Venezuela, León comenzó a practicar patinaje de velocidad en 2010. Actualmente forma parte del Haida Club en Burnaby, con sede en la pista de patinaje sobre hielo de Kensington en la misma ciudad.

Ha sido parte de varias competiciones (y también ganó algunas de ellas) a través del Haida Club, incluidos los Juegos de Invierno de la Columbia Británica en 2014 y 2016, el Campeonato de Canadá Oeste y muchas otras competiciones en el Bajo Continente.

Uno de sus momentos de mayor orgullo hasta ahora ha sido estar en el podio en los juegos de invierno provinciales de 2016 que tuvieron lugar en Kelowna. Su victoria llegó a los periódicos locales.

Orgulloso de sus logros, Bryan afirma que cualquiera puede alcanzar sus metas, siempre que sea entusiasta y dedicado.

“Le recomendé a cualquiera que quisiera tener éxito en el patinaje de velocidad que tuviera disciplina y un deseo ardiente de lograr sus objetivos. No es caer sobre el hielo lo que te hace fallar, sino la falta de voluntad para levantarte y volver a intentarlo ”, dice.

Mudarse a Canadá impactó a este joven de una “manera sutil pero profunda”. Aunque solo está en el tercer año, habla como un joven maduro que ha experimentado muchas cosas al moverse y adaptarse a diferentes culturas.

Más allá de defender el "Echar pa 'lante" (sigue avanzando), independientemente de las circunstancias, Bryan también ha aprendido el valor de las oportunidades que le brinda la vida. “Vivir en Canadá me ha hecho más generoso, más humilde, más agradecido”, dice.

Si desea contactar a Bryan para aprender más sobre el patinaje de velocidad, o su optimismo, puede contactar a su papá Hjalmar Leon al hnleon@gmail.com

es_VEES